En este apartado, hablaremos sobre todo aquello relacionado con Mega Drive que nunca llegó a salir a la venta.

 

 

Sega Neptune


En un último intento de Sega por vender la tecnología 32X, diseñó una consola que aunaba a Mega Drive y al 32X.

Estuvo presente en varias ferias de muestra, pero jamás llegó a salir a la venta, porque Sega Saturn ya había sido anunciada, y el público no estaba dispuesto a apostar por dicha máquina, por lo que la idea fue abandonada.

Mega Drive Floppy Disk Drive


Antes del lanzamiento de Mega Drive, se mostró un añadido que se conectaba al puerto lateral de expansión en el que se conecta el Mega-CD. Dicho añadido servía para que la consola fuese capaz de leer diskettes de 3,5

El proyecto fue abandonado por causas desconocidas.

 

Video Jukebox


Se trataba de un añadido que aumentaba el número de ranuras para cartuchos, de modo que se pudiera tener hasta 6 juegos conectados a la consola, pudiéndose elegir entre ellos sin necesidad de andar abriendo cajas y cambiando el cartucho, al estilo de las consolas especiales con varios juegos que había en ciertos hoteles.

En teoría, también podrían conectarse hasta seis Video Jukebox, de modo que se podría elegir entre 36 cartuchos a los que jugar.

Sega VR


Se trataba de unas gafas de realidad virtual que tenían una pantalla para cada ojo, altavoces stereo, y sensores de movimiento para detectar los movimientos de la cabeza del jugador. Este es un concepto que se encuentra muy vigente en la actualidad, cuyo máximo representante es el oculus rift.

 

Contaba con una resolución de 320x224 y era capaz de mostrar hasta 64 colores. Además, estaban previstos para su lanzamiento los siguientes juegos: Matrix Runner, Outlaw Racing, Iron Hammer y Nuclear Rush.

 

Lo malo era que pretendía mostrar juegos en 3D, pero con la capacidad gráfica de Mega Drive no se alcanzaría la calidad gráfica vista en las máquinas recreativas más avanzadas del momento (como Virtua Racing o Virtua Fighters).

 

Pretendía salir por un precio de 200$, lo cual resulta poco creíble, debido a la fuerte inversión que se habría necesitado en caso de haber salido a la venta.

Además, otro punto en contra que existía, es que Saturn estaba a punto de salir, por lo que, una vez más, este añadido para Mega Drive llegaba tarde.

 

A pesar de todo esto, se pretendió comercializarlo, y se llevó a cabo una campaña publicitaria. Pero no llegó a pasar los test de salud para los jugadores, ya que se trataba de poner pantallas muy cerca de los ojos, lo que generaba mucho cansancio visual, y eran recomendables los descansos de 1 hora por cada 15 minutos de juego (advertencia que muchos jugadores habrían pasado por alto).

 

Nintendo, por su parte, si que desarrolló y comercializó esta tecnología, lanzando al mercado su conocida Virtual Boy, el mayor fracaso de la historia de la compañía.